ATLÁNTIDA FILM FEST 2019 (9) CINE BALEAR



Hoy, en nuestra revisión del Atlántida Film Fest 2019 de Filmin, vamos a reseñar los títulos que integran la sección de “Cine Balear”.

Ells ulls s’aturen de créixer de Javier García Lerín 



La primera impresión que podemos tener de este primer largometraje de Javier García Lerín es que es el clásico documental que narra la vida, obra y personalidad creativa de un músico, en este caso el cantautor mallorquín Miquel Serra. Sin embargo, poco a poco, hay una dimensión que se va convirtiendo en el eje central del film y es la íntima y estrecha relación de Miquel con su hermana Joan, una relación que iba mucho más allá de los lazos estrictamente familiares para abarcar aspectos artísticos, creativos y espirituales mucho más amplios y enriquecedores. Es en la descripción y evolución de esa relación donde Ells ulls s’aturen de créixer logra sus mejores momentos y hace que nos emocionemos a la vez que nos lleva a reflexionar sobre el siempre sinuoso camino que la creatividad ha de recorrer para alcanzar su plena realización.

Ciudad de los muertos de Miguel Eek 



Ya tuvimos ocasión de ver en el Atlántida Film Fest 2017, el anterior documental de Miguel Eek, el magnífico Vida y muerte de un arquitecto, que incluimos en el ranking de mejores documentales españoles de ese año. En esta ocasión, Eek cambia completamente de registro y se adentra en la rutina del cementerio de Palma, retratando a las personas que allí trabajan y visualizando las peculiares formas arquitectónicas del lugar. La película logra atraparnos en los primeros momentos y nos crea grandes expectativas pero, conforme se va desarrollando, va aportando escasos elementos novedosos y el discurso (salvo en dos o tres destellos que sí son muy interesantes) se va agotando, dejándonos la sensación de que, en principio, parecía haber una historia que contar pero que, al final, no se ha logrado encontrar la misma o el medio de hacerla llegar de forma efectiva al espectador.

Letters to Paul Morrisey de Armand Rovira 



Ya comentamos con anterioridad en esta revista este magnífico film de Armand Rovira que va más allá de ser un muy personal homenaje al cineasta independiente estadounidense Paul Morrisey (gran colaborador de Andy Warhol), a través de cinco cartas dirigidas a él por los protagonistas de los cinco segmentos que constituyen la película, para acabar siendo la demostración convencida de la validez de unos presupuestos creativos y estéticos basados en la independencia y la máxima exigencia autoral. Hipnótica, hermosa y fascinante, Letters to Paul Morrisey es una de las grandes perlas que nos ha brindado el cine español de 2019.

>>> Pulse aquí si quiere acceder a la reseña ampliada de Letters to Paul Morrisey

Tras la sombra de Natacha Rambova de Georgina Sas y Cesc Mulet



Muy interesante documental que nos descubre la vida y obra de Natacha Rambova (1897-1966) quien, aparte de ser esposa de Rodolfo Valentino, tuvo una notable trayectoria artística e intelectual, como diseñadora de vestuario y de decorados para el cine entre 1917 y 1924 y como egiptóloga en el tramo final de su vida. Entre medias, residió en Palma de Mallorca, lugar donde la halló el estallido de nuestra Guerra Civil. Tras la sombra de Natacha Rambova revela datos muy interesantes de una personalidad desconocida pero en la que habría que (y se podría) profundizar para llegar a tener un perfil claro y definitorio de su influencia y relevancia.

Nada de Joan Maura 



Brillante cortometraje de estilo noir (con cierto aire de familia con El silencio de un hombre – 1967– de Jean-Pierre Melville) en el que un vigilante de discoteca se enfrenta a su soledad y al hastío que le produce la hostilidad y agresividad del entorno. Con precisa caligrafía y con decisiones valientes en relación al montaje del corto, Joan Maura sabe llevar a su personaje, y a nosotros como espectadores, a un destino respecto al que tendremos que dilucidar si se trata de una huida desesperada o una redención liberadora.

Mamá de Marcos Callejo 



Marcos Callejo ya sorprendió con el largometraje Retorno, que pudimos ver en el Atlántida Film Fest 2018, y vuelve a romper nuestros esquemas con este cortometraje que es una exploración con modos sutiles pero, a la vez, de mensaje contundente, sobre los sentimientos asociados a la maternidad o, para ser más precisos, a la posibilidad de la maternidad. Las contradicciones y las dudas en las que está sumida la protagonista (una magnífica Marta Obrador) van más allá de lo personal para ser un replanteamiento de los modelos sociales y culturales que aceptamos pasivamente pero que acaban condicionándonos y obligándonos a que nuestras vidas discurran por senderos que no son los que deseamos.

Goce de Aina Bibiloni 



Cortometraje de cariz vanguardista y surrealista en el que imágenes que nos recuerdan al universo visual de Max Ernst o René Magritte nos sumergen en un torrente oscuro y agitado en el que las reglas de la lógica narrativa se quiebran e invitan al espectador a sumergirse en los recovecos más hondos y escondidos de su mente para hallar una vía de purificación a la toxicidad del entorno que nos envuelve.

¿Chocamos? de Xisco Díaz 



En este corto, cuatro amigos de adolescencia se vuelven a reunir siendo adultos para recuperar su vieja amistad y recordar los momentos del pasado. Pero, como pasa en todo grupo de personas, hay lados de luz pero, también, lados de sombra y estos acaban aflorando para enturbiar el buen ambiente de la reunión. Pero, al final, siempre hay una vía para disipar la oscuridad y lograr que la positividad ocupe el lugar que se merece…





Comentarios