VENTAJAS DE VIAJAR EN TREN DE ARITZ MORENO. DELIRIO POR EPISODIOS.


TÍTULO: Ventajas de viajar en tren. TÍTULO ORIGINAL: Ventajas de viajar en tren. AÑO: 2019. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Aritz Moreno. GUION: Javier Gullón, adaptando la novela de Antonio Orejudo. MONTAJE: Raúl López. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Javier Agirre. MÚSICA ORIGINAL: Cristóbal Tapia de Veer. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Pilar Castro, Luis Tosar, Ernesto Alterio, Quim Gutiérrez, Belén Cuesta, Macarena García, Javier Godino, Javier Botet, Stéphanie Magnin, Gilbert Melki, Ramón Barea, Iñake Irastorza, Alberto San Juan, Manuel Morón. DURACIÓN: 103 minutos. PÁGINA WEB OFICIAL: https://www.filmax.com/peliculas/ventajas-de-viajar-en-tren.106.

CALIFICACIÓN: 

Desde el punto de vista cinematográfico, Ventajas de viajar en tren bebe de dos fuentes diferentes aunque relacionadas. Por un lado, los films por episodios que tan populares se hicieron en los años 60 y en los que los diferentes directores hacían gala de una libertad de la que, posiblemente, no disfrutaban en sus obras mayores. Ahí están para demostrarlo Las cuatro verdades (1962) de Alessandro Blasetti, Hervé Bromberger, René Clair y Luis García Berlanga, Boccaccio 70 (1962) de Vittorio de Sica, Federico Fellini, Mario Monicelli y Luchino Visconti, El amor a los veinte años (1962) de Shintaro Ishihara, Marcel Ophüls, Renzo Rossellini, François Truffaut y Andrzej Wajda, Ro.Go.Pa.G (1963) de Jean-Luc Godard, Ugo Gregoretti, Pier Paolo Pasolini y Roberto Rossellini, Las brujas (1967) de Mauro Bolognini, Vittorio de Sica, Pier Paolo Pasolini, Franco Rossi y Luchino Visconti, Los desafíos (1969) de José Luis Egea, Víctor Erice y Claudio Guerín o Amor y rabia (1969) de Marco Bellocchio, Bernardo Bertolucci, Jean-Luc Godard, Carlo Lizzani y Pier Paolo Pasolini. Pero, por otro lado, también se percibe la influencia de muchas películas españolas de los últimos años, también divididas en episodios, en las que el humor delirante, absurdo y surrealista es el protagonista. Pensemos en El porqué de las cosas (1994), Caricias (1997), Morir (o no) (1999), Animales heridos (2005) y Mil cretinos (2010) de Ventura Pons, Catalunya über alles! (2011) de Ramón Térmens, Gente en sitios (2013) de Juan Cavestany, Esa sensación (2015) de Julián Génisson, Juan Cavestany y Pablo Hernando o 7 razones para huir (2019)  de Gerard Quinto, Esteve Soler y David Torras. El espíritu y estructura de la novela original de Antonio Orejudo encajaba como un guante a su mano en esa doble corriente de influencias y el director, el debutante en el largometraje Aritz Moreno, consigue aprovechar a fondo las posibilidades que la obra literaria adaptada ofrecía para componer una sinfonía delirante en tres tiempos en la que el espectador ha de reajustar constantemente su mirada para adaptarse a un guion que se retuerce y se reinventa, pareciendo a veces una sucesión de matryoshkas, a ratos una exploración implacable y sin piedad de la crueldad humana y, en ocasiones, una inmersión sin anestesia en la más escalofriante paranoia.




El resultado final de Ventajas de viajar en tren podría parecer, efectivamente, una película por episodios en la que cada segmento ha podido ser dirigido por David Cronenberg, David Fincher, Bigas Luna, Pier Paolo Pasolini o Todd Solondz y, aunque ello no es así, sí podemos afirmar que estos autores sobrevuelan el clima del film como dioses inspiradores para un Aritz Moreno que nos desconcierta, nos sume en la perplejidad, nos pone en una tesitura en la que no sabemos si reír o gritar, en la que nos estremece con posibles verdades de las que solo podemos pensar que se tratan, en realidad, de mentiras perfectamente urdidas (¿o no?), que nos mueve en un territorio delimitado por el pavor, la repugnancia y un absurdo plenamente lógico y consistente, una cartografía que se mueve en los resquicios dejados libres por El club de la lucha, Saló o los 120 días de Sodoma, Caniche y  Aterriza como puedas. Para llevar a cabo su empeño era fundamental un reparto que supiera adaptarse a los complicados registros a los que les obligaba el guion y, efectivamente, nos encontramos con un elenco en estado de gracia en que todos sin excepción (una genial y versátil Pilar Castro, un espléndido Luis Tosar, una Belén Cuesta que no hace más que crecer película tras película, un deslumbrante Ernesto Alterio, un estremecedor Quim Gutiérrez y unos sobrios y plenamente eficaces Ramón Barea, Stéphanie Magnin, Javier Godino, Alberto San Juan, Javier Botet, Macarena García y Manuel Morón) saben llevar sus interpretaciones al tono exigido por el espíritu del film.

Ventajas de viajar en tren es una película que cada espectador odiará o amará, sin término medio posible, y con la que, más que buscarle una explicación o moraleja, lo mejor es dejarse llevar por ella para constatar que el ser humano, en sus desvaríos y elucubraciones, puede llegar a abismos que resultan igual de risibles que de pavorosos.


Aritz Moreno, director de Ventajas de viajar en tren

TRÁILER DE LA PELÍCULA:


IMÁGENES DE LA PELÍCULA:














Comentarios