LA BIBLIOTECA DE LOS LIBROS RECHAZADOS DE REMI BEZANÇON. EN BUSCA DEL AUTOR PERDIDO




TÍTULO: La biblioteca de los libros rechazados. TÍTULO ORIGINAL: Le mystère Henri Pick. AÑO: 2019. NACIONALIDAD: Francia-Bélgica. DIRECCIÓN: Rémi Bezançon. GUION: Rémi Bezançon y Vanessa Portal, adaptando una novela de David Foenkinos. MONTAJE: Valérie Deseine. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Antoine Monod. MÚSICA ORIGINAL: Laurent Perez del Mar. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Fabrice Luchini, Camille Cottin, Alice Isaaz, Bastien Bouillon, Josiane Stoléru, Astrid Whettnall, Marc Fraize, Hanna Schygulla, Marie-Christine Orry. DURACIÓN: 100 minutos. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.acontracorrientefilms.com/pelicula/985/la-biblioteca-de-los-libros-rechazados/. ENLACE EN FILMIN: https://www.filmin.es/pelicula/la-biblioteca-de-los-libros-rechazados.

CALIFICACIÓN: 

Es habitual que el cine adapte best-sellers. ¿Qué mejor que escoger una historia que ya ha pasado la prueba de habar alcanzado la colosal cifra de varios millones de lectores para lograr el éxito en taquilla? (Recientemente, por ejemplo, comentamos el film De la India a París en un armario de Ikea de Ken Scott, adaptación de la novela de Romain Puértolas.) Y, aunque menos, también es habitual que el cine afronte el tema de la creación y de la autoría de las grandes obras maestras. Lo cual lleva a muchas preguntas que, normalmente, no tienen una respuesta de carácter simple ni general. ¿El crear una gran novela, por ejemplo, depende de la formación y de las lecturas que se han realizado a lo largo de una vida o es, única y exclusivamente, fruto del genio natural?¿Cómo afrontar que una gran obra literaria no tenga éxito entre los lectores?¿Cuáles son los mecanismos de los que depende que una obra tenga o no tenga éxito?¿Dependen cada vez más los triunfos de las obras literarias del puro marketing y no de los méritos que aquellas tengan o dejen de tener?¿Se convierte la de ser escritor en una tarea inútil y absurda que va a acabar siendo totalmente absorbida por las estrategias y procedimientos de las grandes corporaciones?

En los primeros minutos de La biblioteca de los libros rechazados, parece que nos vamos a encontrar con una historia que gire en torno a las mencionadas cuestiones. Pero, casi inmediatamente, la narración se bifurca hacia una búsqueda neurótica y obsesiva. Porque, habiendo encontrado el personaje de Alice Isaaz una espléndida novela en una peculiar “biblioteca de libros rechazados”, tras su publicación y su éxito de crítica y público, el personaje de Fabrice Luchini, comentarista literario en televisión, adquiere la fijación de que el Henri Pick que figura como autor no puede ser el auténtico creador de ese libro. Y, a partir de ahí, el demostrar su creencia y el descubrir quién es el auténtico escritor que ha dado vida a esa narración se convierte en la única y totalmente absorbente tarea de su vida. Y no es solo que esta búsqueda se convierta en el único empeño llevado a cabo por Fabrice Luchini, sino que acaba monopolizando toda la película. Y es ahí donde empiezan los problemas.






No he leído la novela original de David Foenkinos en la cual se basa esta película, por lo que no sé si el libro resuelve de mejor forma algunos de los aspectos que menos me han gustado de La biblioteca de los libros rechazados. Por ejemplo, que el personaje de Fabrice Luchini acaba siendo el protagonista absoluto de la historia y tiene una caracterización áspera y antipática, sin matices ni claroscuros que suavicen sus perfiles más hoscos. Resulta casi imposible que el espectador llegue a empatizar con él. Pero esto no es lo más grave, ya que, hasta cierto punto, hasta podría formar parte del juego que propone el film. Más cuestionables son otras cuestiones como lo difuminado y puramente funcional que acaba siendo el personaje interpretado por Camille Cottin, que da vida a la hija de Henri Pick, que acaba uniéndose a la búsqueda de Fabrice Luchini sin que tengamos del todo claro por qué lo hace. Y, sobre todo, habiendo convertido esa búsqueda en el centro absoluto del film, desconcierta la debilidad y hasta confusión de su desenlace, que parece pender de un hilo más que precario o, incluso, que no pende de ninguno, ya que, aparte de ser forzadísimo, hay aspectos que no parecen encajar con lo que hemos visto con anterioridad. Frente a todo ello, los personajes de Alice Isaaz, que es la chica que descubre el manuscrito original, y el de su marido, un escritor frustrado por su falta de éxito (interpretado por Bastien Bouillon), sí aportan mucha más viveza y dinamismo al film, que empieza curiosamente con ellos pero los relega a un segundo plano hasta el último tramo de la historia.

Siendo el título original de este film es “El misterio de Henri Pick”, hay que decir que, paradójicamente, el que han elegido en España, La biblioteca de los libros rechazados, es mucho más apropiado y hasta pertinente. Porque en él está lo más potente de esta historia, ese lugar en el que se guardan los manuscritos que no han aceptado ser publicados y, estirando el sentido de la frase, y en función de algo que se dice al principio de la película, hasta podríamos hablar de los libros que sí han sido editados pero no han contado con el favor del público. En cambio, el misterio que acaba monopolizando la cinta es al final despachado de manera burda y apresurada, contradiciendo el espíritu que parecía imbuir a toda la película y sin que sepamos muy bien por qué hemos estado durante algo más de hora y media esperando su resolución


TRÁILER DE LA PELÍCULA:





IMÁGENES DE LA PELÍCULA:





















Comentarios