ATLÁNTIDA FILM FEST 2019 (12)


Estamos ya en el tramo final de la cobertura del Atlántida Film Fest 2019 y nos centramos ya exclusivamente en las secciones MEMORIA HISTÓRICA y MUROS Y FRONTERAS. Portugal, Brasil, Reino Unido, Cabo Verde, Ucrania, España, Guinea-Conakry y el mundo entero, de la mano de una famosa fotógrafa de guerra, son nuestros próximos destinos.

- Sección MEMORIA HISTÓRICA

Rabia de Sérgio Tréfaut 



Rabia es un brillante film portugués, adaptación de la novela Seara de Vento de Manuel Fonseca, publicada en 1958 y que es todo un clásico de la literatura lusa contemporánea. Realizada con una espléndida fotografía en blanco y negro, esta película, narrada con un realismo sobrio y descarnado, relata las duras y opresivas condiciones de vida existentes en el medio rural portugués e introduce un inteligente mecanismo en la narración al mostrar, durante los primeros quince minutos, el desenlace y exponer, a continuación, los hechos que conducen al mismo, lo cual se convierte en un medio que incrementa considerablemente el potencial expresiva del conjunto. Film que, en el aspecto visual, sabe utilizar con gran habilidad el contraste entre los claroscuros y, en el narrativo, es capaz de ser, a la vez, preciso y conciso, Rabia es otro de los títulos que nos ha sorprendido muy gratamente en la actual edición del certamen.

Deslembro de Flavia Castro 



Tras la realización de dos documentales, la directora brasileña Flavia Castro realiza un estupendo debut en el cine de ficción con una película producida por Walter Salles y que, conforme se desarrolla, recuerda al film Un mundo aparte (1988) de Chris Menges, en la medida en que ambos títulos tienen en común que su joven protagonista va mostrando un creciente desapego en relación al activismo político de sus padres. Durante los años de la dictadura militar en Brasil, y tras ser dictada una amnistía, unos refugiados políticos que viven en París deciden volver a su país, a pesar de las dudas y reticencias de su hija mayor, Joana, interpretada por una fabulosa Jeanne Boudier. Retrato sensible, sensual y emocionante de los años de transición entre la infancia y la juventud que encierra gran cantidad de virtudes, como su sutileza narrativa, su fina sensibilidad para la captación de detalles y matices. su preocupación por la búsqueda de las raíces y las circunstancias del pasado y la sabia decisión de optar por un desenlace abierto e incierto como metáfora de la realidad y la vida, Deslembro es una magnífica película que nos invita a seguir con atención la futura carrera de Flavia Castro, otra representante más del actual dinamismo del cine que se hace en Brasil.

Incluimos dos canciones que forman parte de la banda sonora de la película:




 Arcadia de Paul Wright 



Otra de las grandes sorpresas de este certamen. Inclasificable creación del realizador británico Paul Wright, quien, con anterioridad, había realizado el largometraje de ficción Vivir en peligro (2013) y que, en esta ocasión, se lanza a construir un arriesgado y fascinante poema visual en la que, a partir de materiales audiovisuales previos, en un genial ejercicio de found footage, aquellos acaban mostrando una visión insólita y heterodoxa del alma del Reino Unido. Arcadia bucea en el lado oculto del país, a través de sus fiestas populares, de sus movimientos contra corriente y, con el círculo de Stonehenge como centro simbólico del discurso, muestra demonios que salen a pasear aprovechando los resquicios que deja el orden establecido, impulsos de huida de la civilización para disfrutar de la naturaleza en plena desnudez e intuiciones de que el universo sigue un ciclo de explosión-implosión que se repite eternamente. Con un ligero aire de familia con el documental español Lejos de los árboles (1972) de Jacinto Esteva, Arcadia opta por una visión diferente para retratar todo aquello que es invisible pero que presentimos por debajo de la realidad aparente y sabe hacerlo con un talento visual y narrativo apabullante y abrumador que nos deja sin aliento una vez que el film acaba… o empieza.

Moonface. Una mujer en la guerra de Xavi Herrero 



Documental sobre la figura de la fotógrafa de guerra Christine Spengler, de la que conocemos su vida y su carrera profesional recorriendo conflictos bélicos en Chad, Vietnam, Camboya, Irlanda del Norte, Líbano, Nicaragua, Irán, Kosovo, Irak y Afganistán. La película no se limita a ser una revisión de la obra de la reportera sino que se adentra en sus relaciones e influencias familiares, en su visión del mundo, en su psicología interior y en la construcción de su pensamiento estético para proporcionarnos las claves de unas imágenes que buscan, más allá del dolor, encontrar un hálito de esperanza en medio del dolor y la destrucción.

- Sección MUROS Y FRONTERAS

Djon África de Filipa Reis y Joao Miller Guerra 



Película portuguesa rodada en Cabo Verde, su argumento viene a ser el mismo que el de Broken Flowers (2005) de Jim Jarmusch, solo que en términos invertidos. Es decir, si en la película protagonizada por Bill Murray, este, habiendo recibido la noticia de que tenía una hija de la que no sabía su existencia, decide visitar a todas las mujeres con las que ha tenido una relación para averiguar quién es la madre, en Djon Africa un caboverdiano que vive en Portugal encuentra un hilo del que tirar para poder averiguar quién es su padre y decide ir a su país de origen para ir en su busca. Tan próximas están las tramas que hasta las escenas finales de ambos films tienen un parecido evidente. La película sabe retratar de forma preciosista los bellos paisajes de Cabo Verde pero todo su argumento avanza a trompicones, mezclando tonos y ritmos con cierto desorden, haciendo que todo el conjunto quede caótico y deslavazado.

Volcano de Roman Bondarchuk 



La primera mitad de esta película recuerda a Jo, qué noche (1985) de Martin Scorsese, solo que si en dicho film se nos contaba la historia de un neoyorquino que se quedaba atrapado en plena noche en un conflictivo barrio de la ciudad, en Volcano se trata de un funcionario de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) que queda aislado en un perdido pueblo ucraniano en pleno conflicto del país con Rusia. Poco a poco, el protagonista ve cómo su situación se complica y va adentrándose en un pozo sin escapatoria. Pero, a mitad de película, el argumento da un inteligente giro y muestra como el personaje principal intenta adaptarse a un entorno hostil y extraño para acabar trazando una sutil pero potente y desoladora metáfora sobre la dificultad de integración y convivencia entre culturas diferentes y enemistadas.

Figuras de Eugenio Canevari 



Otra de las joyas inesperadas del certamen. Este film hispano-argentino es otra muestra de las propuestas, cada vez más frecuentes, que se mueven en ese amplio y gris territorio existente entre el documental y la ficción. Porque Figuras es, fundamentalmente, documental pero, sin ocultarlo ni enmascararlo, ficcionaliza determinados tramos de la historia para que esta alcance pleno sentido, hondura y potencia expresiva. Historia de una pareja que, estando ya en la tercera edad, se enfrenta a sus enfermedades y a la incapacidad burocratizada de los servicios sociales, Figuras sabe conjugar grandes momentos de emoción, hondura y precisión narrativa, logrando contar una historia inolvidable con unos personajes reales y potentes y todo ello con una sorprendente sencillez que no es más que la sabiduría para brindarnos una historia depurada que ofrezca a los espectadores lo esencial y más auténtico de la misma.

Idrissa, crónica de una muerte cualquiera de Xavier Artigas y Xapo Ortega 


Xavier Artigas y Xapo Ortega marcaron un hito en el documental de este país con Ciutat morta (2014) y, ahora, siguen en su línea como autores con este film que indaga en la muerte de un emigrante de Guinea-Conakry, Idrissa Diallo, de 21 años, en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Barcelona en enero de 2012. Ante la imposibilidad de ahondar en las extrañas circunstancias del fallecimiento, la película sabe convertirse en algo distinto, en el retrato del farragoso proceso por el que el cadáver de Idrissa vuelve a su país, junto a su familia y a su pueblo y tiene lugar, en la medida de lo posible, una especie de proceso de reparación al olvido y la indiferencia con que su caso fue tratado, y se siguen tratando otros similares al suyo, con los CIEs como ojo del huracán de las más agrias polémicas y controversias.






Comentarios