MY FRENCH FILM FESTIVAL (6): DIANE PUEDE CON TODO DE FABIEN GORGEART




TÍTULO: Diane puede con todo. TÍTULO ORIGINAL: Diane a les épaules. AÑO: 2017. NACIONALIDAD: Francia. DIRECCIÓN Y GUION: Fabien Gorgeart. MONTAJE: Damien Maestraggi. DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: Thomas Bataille. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Clotilde Hesme, Fabrizio Rongione, Thomas Suire, Grégory Montel, Alice Butaud. DURACIÓN: 83 minutos. ENLACE EN FILMIN: https://www.filmin.es/pelicula/diane-puede-con-todo.

CALIFICACIÓN: 


Es bien sabido que la oposición al matrimonio entre personas del mismo sexo tiene su origen, fundamentalmente, en motivos religiosos. Lo que ya no es tan conocido es que hay quienes, dentro del movimiento LGBT, también se oponen a dicha posibilidad . Una de las líneas de argumentación de esta postura es que consideran al matrimonio como una institución propia del sistema sociocultural que les oprime y que, en consecuencia, está impregnada de los mismos rasgos de autoritarismo, discriminación y fuerte jerarquización de estatus y roles que ese sistema lleva implícitos. Por ello, lo que realizan es una enmienda a la totalidad del mismo concepto de matrimonio e, incluso, al de pareja cerrada. Este es el sutil trasfondo en el que se mueve Diane puede con todo, que, lejos de ofrecer una visión rosa de la modernidad, realiza una crítica, en clave de comedia, pero no por ello con menor grado de contundencia, de cierto aburguesamiento en las conductas que, con vestimentas y ropajes de última generación, no son más que una continuación de comportamientos conservadores del pasado.




Diane (interpretada por la actriz Clotilde Hesme) acepta quedarse embarazada mediante inseminación artificial para dar a luz al hijo de una pareja homosexual formada por dos amigos suyos. Todo marcha según lo previsto pero cuando ella conoce a Fabrizio y ambos se enamoran, la marcha de los acontecimientos irá por derroteros inesperados. Inesperados no desde el punto de vista narrativo, sino, sobre todo, emocional. Y la cuestión no es que esas emociones sean perjudiciales o incoherentes. Más bien, son emociones absolutamente naturales y lógicas. Pero el sistema impone unos compartimentos estancos y unas normas rígidas que impiden encontrar el cauce por el que esas emociones puedan ser conducidas y solo pueden serlo si ponemos en cuarentena y entre paréntesis dichas normas. Pero eso no ocurre. Y, así, el final, lejos de ser el propio de una comedia, nos deja con un poso de tristeza que es una invitación a la reflexión y a replantearnos los mecanismos por los que nos movemos y funcionamos y que aceptamos pasivamente sin discutir el fundamento real de los mismos.

TRÁILER DE LA PELÍCULA:



ESCENAS DE LA PELÍCULA:

















Comentarios