ATLÁNTICAS: VIAJE FÍSICO, VIAJE INTERIOR



No doy ninguna noticia exclusiva si digo que el mundo de las series de televisión está en los últimos años en un estado de elevada ebullición, de modo que en las distintas cadenas y plataformas televisivas podemos ver una diversa, variada y creciente gama de propuestas y proyectos que cubren expectativas cada vez más amplias de todo tipo de espectadores. Desde el pasado 18 de febrero, se puede ver en Orange TV la serie Atlánticas. En dicha fecha, se estrenó el primer episodio de la serie, el día 25 se produjo el estreno del segundo y el próximo 4 de marzo se podrá ver la entrega final de esta obra, que constituye una maravilla visual y narrativa de primer orden, una serie en la que el desplazamiento geográfico a lujares alejados del convencionalismo de nuestra civilización va asociado a un viaje interior de sus protagonistas que descubren algo de ellas mismas y del mundo donde viven a lo que solo es posible acceder desde la lejanía de lo ya conocido, desde la distancia con lo ya gastado por la rutina y la costumbre. Próximamente, Atlánticas podrá también verse en TVE.




Los dos codirectores de la serie son Guillermo García-López y Pedro González Kühn. Guillermo García-López fue el director y guionista del documental Frágil equilibrio (2016), una exploración de las contradicciones y límites de nuestra forma de vida que contó con la intervención del expresidente de Uruguay, José Mújica, como sutil maestro de ceremonias a través de sus significativas y profundas palabras. Es fácil detectar el hilo de continuidad que existe entre este documental y la serie Atlánticas, ya que ambos son viajes en los que la sorpresa, la fascinación y la introspección se dan de la mano para que podamos ir más allá de lo que la apariencia y el ajetreado día a día nos dan a entender y seamos capaces de descubrir una nueva forma de ver la realidad. Por su parte, Pedro González Kühn acumula una gran experiencia como Director de la Segunda Unidad y como Director Asistente (Ispansi! – 2010– de Carlos Iglesias, No lo llames amor… llámalo X – 2011– de Oriol Capel, Miel de naranjas – 2012– de Imanol Uribe, La gran familia española – 2013– de Daniel Sánchez Arévalo, Un día perfecto – 2015– de Fernando León de Aranoa, El escándalo Ted Kennedy – 2017– de John Curran), aparte de haber dirigido el cortometraje documental La gran desilusión (2014).




Atlánticas es un recorrido por tres lugares poco visitados del Océano Atlántico y situados en coordenadas completamente diferentes: Groenlandia, la isla canaria de El Hierro y Namibia. Cada episodio se desarrolla en cada uno de estos lugares y, en cada uno de ellos, contamos con una guía diferente para el viaje. En el primer caso, Leticia Dolera. En el segundo, Clara Lago. Y, en la entrega final, Irene Escolar. En el primer caso, Leticia Dolera. En el segundo, Clara Lago. Y, en la entrega final, Irene Escolar. En el episodio de Leticia Dolera, el hilo conductor es la búsqueda de la explicación por la que una poeta gallega (a que se le negaba su condición de escritora por ser mujer) se marchó a Groenlandia y vivió de lo que ella misma cazaba, de modo que el hilo invisible que enhebra todo el capítulo es el tema de la fortaleza. En el caso de Clara Lago en El Hierro, y en su indagación sobre una fotógrafa venezolana que quedó fascinada por la isla, el recorrido de la actriz acaba girando sobre la cuestión de la vulnerabilidad y el modo en que la ocultamos y la enmascaramos. Finalmente, como un círculo que se cierra, el viaje de Irene Escolar a Namibia es el encuentro de dos caras de la misma moneda, el mar y el desierto, el choque de dos conceptos contrapuestos de cuyas chispas emerja la luz que ilumine territorios que antes podían estar en la penumbra pero que, milagrosamente, se vuelven visibles y enriquecedores.




Toda la serie es un recorrido surcado de imágenes espectaculares y paisajes fascinantes que convierten a la serie en una joya extraña surcada de un esplendor visual poco común. Pero, lejos de reducir a ello las virtudes de Atlánticas, hay que decir que sus episodios no son meramente tres documentales más tipo National Geographic. Porque la serie es un sistemático encuentro con lo ajeno, con el otro, con aquello que no es nuestro yo, con aquello que tiene una biografía alejada de la nuestra, con otras culturas, con otras formas de pensar, con otras mentalidades, con otras trayectorias vitales… El encuentro no siempre es fácil ni es falsamente acogedor, siempre hay una dialéctica entre el visitante y el lugar visitado que se resuelve por el hallazgo final de lo que nos une y de lo que sirve para explicarnos a nosotros mismos.




Por ello, Atlánticas no es un mero paseo turístico por tres rincones del mundo sino que recuerda a aquella frase con que casi comenzaba El cielo protector de Bernardo Bertolucci: “Un turista es alguien que piensa en volver a casa en el momento en llegar a su destino. En cambio, un viajero puede ser que no vuelva nunca“. En Atlánticas, no solo conocemos el aspecto físico de tres lugares poco conocidos sino que nos adentramos en su espíritu, en el corazón de sus gentes y en su historia e intrahistoria, en sus formas de vida muy alejadas de los parámetros occidentales y, tras el periplo, no podemos decir que el viaje termina sino que cabe decir que el viaje comienza porque hay que aprender a asimilar todo lo que se ha conocido, todo lo que se ha vivido, todo lo que se ha escuchado y todo lo que se ha percibido, a través de los sentidos y a través de ese ojo invisible que deposita la información en el inconsciente para que repose, para que se sedimente, para que madure, para que se recomponga y permita, con el paso del tiempo, hacernos descubrir lo insólito e inesperado.




Por todo lo dicho, cabe decir que Atlánticas no es una serie para ver una sola vez, sino que es una obra a revisitar para apreciar nuevos matices, nuevas coordenadas emocionales y nuevos resquicios a lo inesperado y desconocido. Una de las grandes sorpresas televisivas en este 2019 que no ha hecho más que comenzar.




TRÁILER DE LA SERIE:





IMÁGENES DE LA SERIE:











Comentarios