MY FRENCH FILM FESTIVAL (1): GUY DE ALEX LUTZ


Como es habitual cada año, ya se puede seguir a través de Filmin My French Film Festival, el certamen online de películas en lengua francesa, con una programación que incluye películas y cortos más que interesantes de Francia, Canadá y Bélgica, de producción reciente, aparte de un par de valiosos títulos clásicos. A lo largo de los próximos días, les ofreceremos una amplia panorámica de los títulos proyectados. 




TÍTULO: Guy. TÍTULO ORIGINAL: Guy. AÑO: 2018. NACIONALIDAD: Francia. DIRECCIÓN: Alex Lutz. GUION: Anaïs Deban, Alex Lutz y Thibault Ségouin. MONTAJE: Alexandre Donot y Alexandre Westphal. MÚSICA ORIGINAL: Vincent Blanchard y Romain Greffe. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Alex Lutz, Tom Dingler, Pascale Arbillot, Nicole Calfan, Dani, Élodie Bouchez, Marina Hands. DURACIÓN: 101 minutos. ENLACE EN FILMIN: https://www.filmin.es/pelicula/guy.

CALIFICACIÓN: 

Guy es una ficción narrada con un formato de falso documental que parte de una premisa muy original. Tras la muerte de su madre, Gauthier, un joven periodista, descubre que su padre es Guy Jamet, un famoso cantante francés. Como en la carta en la que su madre le revela la verdad le reclama que nunca se lo diga a Jamet, lo único que se le ocurre para poder conocerlo sin romper la voluntad materna es proponerle el rodaje de un documental sobre su figura. El cantante acepta y, de este modo, Gauthier sigue con su cámara a Jamet en su vida cotidiana, en sus giras de conciertos, en sus grabaciones... Descubrimos cómo ha sido su vida personal, lo que piensa, cómo se comporta, cómo fue su etapa de mayor éxito en los años 60… La película tiene una gran habilidad visual al combinar con inteligencia los avatares y tribulaciones de Jamet rodados con la técnica de la cámara al hombro (de modo acorde al formato elegido) con toda la reconstrucción del imaginario icónico de la década de los 60, en la recreación de cómo hubieran sido las hipotéticas actuaciones del cantante en televisión durante esos años. Pero la película no se queda en un mero virtuosismo de su estrategia narrativa, sino que se convierte en todo un fascinante ejercicio de introspección psicológica e, incluso, sociológica.






Porque Guy acaba siendo la metódica deconstrucción de un crooner, con todos sus miedos, todas sus contradicciones y su conciencia de que es un personaje de otra época que intenta sobrevivir en unos tiempos donde él solo puede encajar con dificultad. Jamet tiene que lidiar con sus problemas familiares (con una difícil relación con su hijo y con un anterior divorcio a sus espaldas), con sus tics autoritarios y machistas (que se reflejan en determinados momentos de los ensayos de sus conciertos y en su actual relación de pareja, a pesar de que la misma parezca marchar satisfactoriamente), con el deterioro físico que el paso de los años le va dejando, con el peso que ahora tienen internet y las redes sociales y hasta con la paradoja (parece ser que para él perpetua e irresoluble) que teniendo él, a pesar de todo, una mentalidad progresista, representa, en el fondo, como cantante, una personalidad conservadora. Para hacer creíble todo este proceso, era fundamental la interpretación del actor que encarnase a Jamet y, en este sentido, es sobresaliente la labor de Alex Lutz (popular humorista, autor teatral y realizador francés) que no solo logra una increíble transformación física (vean las imágenes que acompañan al artículo y caigan en la cuenta de que Lutz solo tiene cuarenta años) sino que traza una magistral caracterización de su personaje. En definitiva, Guy es una brillante película que no solo nos hace pasar un buen rato sino que nos sorprende con su alejamiento de cualquier tipo de planteamiento convencional o estereotipado.

TRÁILER DE LA PELÍCULA:



ESCENAS DE LA PELÍCULA:













Comentarios