LOOPER (o ¿es posible luchar contra uno mismo?)



TÍTULO: Looper. TÍTULO ORIGINAL: Looper. AÑO: 2012. NACIONALIDAD: Estados Unidos. DIRECCIÓN Y GUIÓN: Rian Johnson. MÚSICA ORIGINAL: Nathan Johnson. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Joseph Gordon-Levitt, Bruce Willis, Emily Blunt, Paul Dano, Noah Segan, Piper Perabo, Jeff Daniels, Tracie Thoms. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.loopermovie.com/.

En una entrada anterior, cuando realizamos la reseña de Código fuente (http://cineartemagazine.blogspot.com.es/2011/04/torrente-4-lethal-crisis-y-codigo.html), ya dimos un repaso a las películas que trataban el tema del viaje en el tiempo y recomendamos un libro que recogía diversos relatos que afrontaban esa misma cuestión. Hoy, cuando hablamos de Looper, podríamos detenernos en la capacidad de la ciencia-ficción para desarrollar planteamientos de carácter social, político, ético o filosófico. 

Curiosamente, en contra de lo que se piensa (ya que ello se atribuye a un film posterior, al que después nos referiremos), una de las primeras obras cinematográficas que inició esa tendencia (aparte del antecedente de 1984 de Michael Anderson, del año 1956) fue un famoso cortometraje del año 1962, titulado La Jetée (que también trataba de un viaje en el tiempo, aunque bastante peculiar), el cual se hallaba dirigido por Chris Marker, cineasta que ha fallecido recientemente (en julio de 2012):





Con posterioridad, hay que mencionar, entre otras obras, Lemmy contra Alphaville (1965) de Jean-Luc Godard, Fahrenheit 451 (1966) de François Truffaut, 2001: Una odisea del espacio (1968) de Stanley Kubrick –que suele considerarse, con notoria injusticia, como la primera obra de ciencia-ficción “seria”-, THX1138 (1971) de George Lucas, La naranja mecánica (1971) de Stanley Kubrick, Blade Runner (1982) de Ridley Scott, Matrix (1999) de los hermanos Wachowski o Hijos de los hombres (2006) de Alfonso Cuarón. Looper bebe del espíritu de todos estos títulos y, por ello, tiene todas las papeletas para convertirse en la película de culto del año. Se lo merecería, porque se trata de un magnífico film.



Cartel de Looper










La trama de Looper se compone de varias capas que, de manera sorprendente, se combinan de forma magistral. La más básica es la que trata de una red que utiliza los viajes en el tiempo para realizar crímenes con absoluta impunidad. Inmediatamente, también vemos que la historia habla de una sociedad futura en descomposición donde el individualismo más vacío y salvaje reina en medio de la depauperación de amplias capas de la población. Y, finalmente, todo ello nos lleva a una reflexión sobre lo que es ético o no, sobre los límites morales que nos debemos imponer y sobre el precio que debemos asumir para que determinados valores puedan brillar en medio de una sociedad descreída. El título (que hace referencia al término inglés “loop”: bucle) no está relacionado con el círculo vicioso de carácter temporal que constituye el núcleo de la trama, sino a círculos viciosos más profundos que provocan que las sociedades y los individuos repitan los mismos errores y los mismos procesos de degradación y autodestrucción. Al final, sólo un sacrificio individual (que sirve para redimir al protagonista de su egocentrismo más absoluto) será capaz de abrir nuevos horizontes y nuevas perspectivas a unos seres humanos sin esperanza.

Rian Johnson, quien ya destacó en 2005 con Brick, se reafirma como un director al que hay que seguir con mucha atención, al igual que al protagonista del film, Joseph Gordon-Levitt, quien tras intervenir en Origen (2010) y El Caballero Oscuro: La leyenda renace (2012) de Christopher Nolan, confirma en esta cinta que es uno de los actores más importantes de su generación. También hay que destacar los trabajos de Emily Blunt, quien realiza una fascinante caracterización de su personaje, y de Bruce Willis y de Jeff Daniels, quienes cumplen con su habitual eficacia.

En definitiva, Looper es un título que combina, en idénticas dosis, espectáculo y reflexión filosófica, algo que, por sí mismo, ya constituye una garantía de que será recordado por muchos, muchos años…


Nota (de 1 a 10): 8,5.

Lo que más me gustó: la brillante originalidad de la propuesta.

Lo que menos me gustó: el final puede prestarse a cierta confusión.



Comentarios

  1. 'Looper' es una película curiosa, entretenida, que parte de una premisa interesante y te hace pasar un buen rato. Eso sí, mejor no darle vueltas porque los agujeros pueden engullirte en cualquier momento. Si te mola la acción y la ciencia ficción, es para ti. Un saludo!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario