LA PIEL QUE HABITO (o, por favor, comprueben si John Ford, Alfred Hitchcock o Martin Scorsese han escrito o no los guiones de sus películas)


 
TÍTULO: La piel que habito. TÍTULO ORIGINAL: La piel que habito. AÑO: 2011. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Pedro Almodóvar. GUIÓN: Pedro Almodóvar, con la colaboración de Agustín Almodóvar, adaptando la novela Tarántula de Thierry Jonquet. MÚSICA ORIGINAL: Alberto Iglesias. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Antonio Banderas, Elena Anaya, Marisa Paredes, Blanca Suárez, Jan Cornet, Fernando Cayo, Barbara Lennie, Eduard Fernández, Buika, José Luis Gómez, Roberto Álamo, Susi Sánchez, Ana Mena. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.lapielquehabito.com/.

Pedro Almodóvar es un director que suscita pasiones encontradas. Aunque cabe decir que, en gran medida, ello se debe, básicamente, a motivos extracinematográficos y no tanto a un análisis más o menos concienzudo de sus películas. No es tanto que el cine de Almodóvar guste o deje de gustar como que gusta más o menos en la medida en que se hace presente el personaje que Almodóvar ha creado de sí mismo. Con independencia de que ello provoque ciertos tics y ciertas escenas fuera de lugar en sus films, no es menos verdad que tanto los detractores (http://www.elpais.com/articulo/cultura/Carlos/Boyero/lamentaria/Almodovar/quedara/afonico/elpepucul/20090604elpepucul_6/Tes), como los partidarios de su obra (http://www.uimp.es/blogs/prensa/2008/08/04/molina-foix-y-alaska-coinciden-en-que-el-misterio-de-almodovar-se-debe-a-su-rara-capacidad-de-atraer-tanto-al-publico-como-a-los-directores-con-un-cine-personal-y-agresivo/), más que hablar, como sería lo normal, de las virtudes o defectos de sus películas, suelen acabar hablando de su personalidad, de su estilo y de lo que representa su trayectoria.

Si nos atenemos a criterios estrictamente cinematográficos, mi opinión es más templada: la carrera de Almodóvar, como la de todo creador más basado en la intuición que en la consistencia, es una montaña rusa donde alternan las obras maestras (¿Qué he hecho yo para merecer esto! -1984-, Mujeres al borde de un ataque de nervios -1988-, Hable con ella -2002-, La mala educación -2004, aunque esta última no fue recibida con mucho entusiasmo por la crítica-), algunas películas buenas (La ley del deseo -1987-, Tacones lejanos -1991-, Carne trémula -1997-, Todo sobre mi madre -1999-), alguna interesante (Matador -1986-), alguna sobrevalorada (Volver -2006-) y un par de ellas, simplemente espantosas (Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón -1980-, Kika -1993-). De ahí que podamos decir, por un lado, que afirmar que es un genio constituye una exageración y, por otro, despreciarlo como un director mediocre representa una injusticia. Igualmente, por todo ello, cada vez que el manchego estrena un nuevo film, (en este caso, La piel que habito), es una incógnita con qué nos vamos a encontrar.






La piel que habito es un viejo proyecto que se anunció durante el Festival de Cannes del año 2002 (http://www.buscacine.com/cinealdia/noticias/1022411537.htm), siendo Antonio Banderas y Penélope Cruz quienes, originalmente, iban a formar la pareja protagonista. Al final, Penélope Cruz se descolgó del proyecto y ha sido Elena Anaya quien ha ocupado su lugar.

La película, que se inscribe dentro del género de cine negro (aunque también tiene ribetes de ciencia ficción), tiene como punto de partida la extraña relación de un cirujano plástico con una paciente, de forma que el desarrollo de la historia consistirá en la progresiva revelación de lo que dicha relación oculta. El film, en gran medida, acaba siendo un compendio de las virtudes y defectos de Almodóvar como director. Con su habitual talento visual y su audacia narrativa, el espectador disfrutará con un espectacular giro narrativo que esconde el guión en torno a la mitad del film y que, en mi opinión, es uno de los mejores que he visto desde Una mente maravillosa (2001). Pero, como también suele ser habitual en el manchego, el guión sufre de un colosal desmadre estructural de forma que, por ejemplo, le sobra ostensiblemente la subtrama que se origina con la aparición del personaje de Zeca (Roberto Álamo), provocando que el tiempo que ocupa la misma le reste oportunidad a la trama principal de perfilarse con mayor precisión y de desarrollar todo su potencial.

El nivel interpretativo es, en general, destacable, pero, en mi opinión cabe reseñar los trabajos de Antonio Banderas, Elena Anaya y Blanca Suárez. La música de Alberto Iglesias, la fotografía de José Luis Alcaine, la dirección artística de Carlos Bodelón y el diseño de vestuario de Paco Delgado contribuyen a crear la contundente y preciosista estética del film, habitual en la obra de Almodóvar. Tampoco resulta ajena a ello la intervención de la cantante Concha Buika. Una vez finalizada la película, veremos que la elección de esta cantante esconde más claves de las que inicialmente podía pensarse.

En resumen, es una lástima que la película, que cuenta con poderosas virtudes, resulte, al final, fallida por culpa de unos graves errores de guión que podían haber sido fácilmente subsanados. Otra vez será, Pedro…


Nota (de 1 a 10): 5.
 

Lo que más me gustó: el golpe de efecto que el guión esconde.

Lo que menos me gustó: la subtrama donde aparece el personaje de Zeca.


Les adjunto tráiler de la película:




* * *

TRÁILERS DE PRÓXIMOS ESTRENOS

MIENTRAS DUERMES

Jaume Balagueró, quien ya nos había aterrorizado con Los sin nombre (1999), Darkness (2002), Frágiles (2005), [REC] (2007) y [REC]2 (2009), quiere seguir haciéndolo con Mientras duermes, un thriller psicológico protagonizado por Luis Tosar y Marta Etura. El estreno, para el 14 de octubre.





NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS

Menos habrá que esperar (al 23 de septiembre) para ver la última muestra de cine negro de Enrique Urbizu (Todo por la pasta -1991-, La caja 507 -2002-, La vida mancha -2003-). Protagonizada por José Coronado, promete satisfacer a los amantes del género. Para los que creen que no sólo de la novela negra sueca y sus adaptaciones al cine vive el aficionado...




También estrenarán este otoño dos de los grandes. Los siguientes títulos pueden ser dos de los platos fuertes del año:

CONTAGION

No sabemos si Steven Soderbergh (Sexo, mentiras y cintas de vídeo -1989-, Un romance muy peligroso -1998-, Erin Brockovich -2000-, Traffic -2000- Ocean´s Eleven -2001-, Che -2008-) decidirá retirarse o no para dedicarse a la pintura - confidencia que parece ser que realizó a Matt Damon y que éste se dedicó a propalar a los medios en menos de 24 horas, para sorpresa del director-. Por si acaso, aún podemos ver este film, que ha sido estrenado durante la Mostra de Venecia, la cual se está celebrando en estas fechas. Espectáculo visual y calidad aunados, como suele ser costumbre en este realizador.







EL ÁRBOL DE LA VIDA

Para quienes disfruten de films intelectuales, tendrán un gran festín con la última creación de Terrence Malick (Malas tierras -1973-, Días de cielo -1978-, La delgada línea roja -1998-, El Nuevo Mundo -2005-). A partir del 16 de septiembre, tendrán la ocasión de poner a trabajar a destajo a sus neuronas...










Comentarios