PAN NEGRO y TAMBIÉN LA LLUVIA



PAN NEGRO (o cómo una película va de menos a más)

Título: Pan negro. Título original: Pa negre. AÑO: 2010. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Agustí Villaronga. GUIÓN: Agustí Villaronga, según la novela homónima de Emili Teixidor. MÚSICA ORIGINAL: José Manuel Pagán. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Francesc Colomer, Marina Comas, Nora Navas, Roger Casamajor, Laia Marull, Eduard Fernández, Sergi López y Marina Gatell. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.panegre.com/.

Si Pan negro no hubiera sido la triunfadora en la última ceremonia de los Goyas (donde ganó los premios a la Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Guión Adaptado, Mejor Interpretación Femenina Protagonista –para Nora Navas-, Mejor Interpretación Femenina de Reparto –para Laia Marull-, Mejor Actor Revelación –Francesc Colomer-, Mejor Actriz Revelación –Marina Comas-, Mejor Dirección de Fotografía y Mejor Dirección Artística), hubiera pasado absolutamente desapercibida por la deficiente distribución que tuvo en el momento de su estreno.

Ahora, la gran pregunta es: ¿fue justo su triunfo o fue una frivolidad de la Academia –como me parece que fue en su día la victoria de La soledad (2007) de Jaime Rosales- o el resultado de ciertas alianzas electorales para beneficiar a alguna película y perjudicar a alguna otra? En mi opinión, el triunfo final de Pan negro no es ningún disparate y, en realidad, esta película está a un nivel similar a algunas con las que se disputó algún galardón (Balada triste de trompeta, Buried, Los ojos de Julia) y a un nivel superior a También la lluvia. Para mi gusto, como se puede deducir de entradas anteriores en el blog, la mejor película entre las implicadas era Biutiful, pero el hecho de tratarse de una coproducción y que el factor mexicano, desde el punto de vista creativo, fuese más importante que el español, la perjudicó claramente a la hora de las nominaciones. Lo que sí hubiera sido justo es un mayor reparto de premios entre las distintas películas, porque el elevado número de Goyas obtenido en relación al conseguido por las restantes películas no refleja la diferencia real de nivel artístico entre las mismas.





Entrando propiamente en el film, hay que decir que Pan negro se desarrolla en la posguerra española y pretende ser, a la vez, la historia de un crimen, su esclarecimiento final y sus consecuencias y el retrato de una época y un lugar. En mi opinión, esa doble intención perjudica la unidad de la película y, sobre todo, difumina el poder de la historia principal, que tiene la fuerza suficiente como para poder sostener todo el film. De hecho, éste empieza con la secuencia del crimen y hasta que no pasa, aproximadamente, una hora no vuelve a retomarla directamente (sí que hay tres o cuatro secuencias que están conectadas con la historia central, pero no lo descubriremos hasta que la misma avance).

Hay que destacar, especialmente, el alto nivel de los intérpretes (están excelentes Nora Navas, Laia Marull, Roger Casamajor, Eduard Fernández y los niños Francesc Colomer y Marina Comas), que son la clave fundamental de la calidad alcanzada por la película. También es un factor positivo el que logre alejarse (aunque no deje incurrir en ello en ciertos momentos) de cierto maniqueísmo de brocha gorda del que han adolecido muchas películas ambientadas en esos años. Finalmente, debo destacar un brillante final, a la vez sutil e impactante, que es un colofón plenamente coherente con la historia narrada y el sentido de la misma.

En resumen, Pan negro es una película interesante, que gustará a muchos espectadores y que si hubiera contado con una mejor distribución habría tenido, con toda probabilidad, mayor éxito del finalmente alcanzado.


Nota (de 1 a 10): 6,5.

Lo que más me gustó: Casi todos los actores brillan a muy buen nivel. El final.

Lo que menos me gustó: La gran fuerza de la historia principal se ve disminuida por la estructura del guión.



TAMBIÉN LA LLUVIA (o cómo una película va de más a menos)

Título: También la lluvia. AÑO: 2010. NACIONALIDAD: España. DIRECCIÓN: Icíar Bollaín. GUIÓN: Paul Laverty. MÚSICA ORIGINAL: Alberto Iglesias. INTÉRPRETES PRINCIPALES: Gael García Bernal, Luis Tosar, Karra Elejalde, Juan Carlos Aduviri, Raúl Arévalo, Carlos Santos, Vicente Romero y Pau Cólera. PÁGINA WEB OFICIAL: http://www.tambienlalluvia.com/.

Icíar Bollaín siempre ha tratado temas sociales en sus films: la inmigración, desde el punto de vista de los matrimonios mixtos, en Flores de otro mundo (1999); la violencia de género en Te doy mis ojos (2003); o la dificultad para las mujeres de conciliar vida laboral y vida familiar en Mataharis (2007). Esta vez, su preocupación se ha trasladado a Bolivia, a la llamada Guerra del Agua de Cochabamba, acontecida entre los meses de enero y abril del año 2000.






Un equipo cinematográfrico se traslada a dicha ciudad boliviana los días anteriores al inicio de las protestas para realizar una película sobre Cristobal Colón, el descubrimiento de América y las denuncias efectuadas por los dominicos Bartolomé de las Casas y Antonio de Montesinos por la actuación de los españoles en el continente. A lo largo del film, vamos contemplando simultáneamente los avatares de estos profesionales que se ven envueltos en un grave conflicto social y la historia de la película que están rodando. A través de esta estructura, la película transmite el mensaje de que si, a raíz del descubrimiento, Sudamérica cayó en una situación colonial, dicha situación persiste en la actualidad a través de unos mecanismos diferentes, basados, fundamentalmente, en la actuación de las multinacionales. A partir de ahí, se nota mucho más la mano del guionista Paul Laverty (que escribe habitualmente las películas de Ken Loach), y tienen lugar diálogos y situaciones muy familiares para quienes hayan visto alguna película de dicho director británico (para quien pueda estar más interesado en cuestiones ideológicas, comentaré que las ideas de Laverty y Loach se mueven en torno al trostkismo y en muchas de sus películas ello se percibe claramente y aquí se insinúa pero no se manifiesta de modo tan patente).

El gran problema de esta película es su desequilibrio. Tiene una primera mitad muy intensa con secuencias memorables. Cabe destacar aquella en la que, en medio de los ensayos previos, se capta ese momento casi mágico en que Karra Elejalde (un actor alcohólico que interpreta a Cristobal Colón) transmite, sin dejar lugar a la duda, que se ha metido completamente en su personaje; o la de conversación que por teléfono mantiene en inglés Luis Tosar (que interpreta al productor de la película), con una resolución sorprendente; o la de la discusión entre el director del film (papel que recae en Gael García Bernal) con tres actrices bolivianas sobre la realización de una escena… Sin embargo, cuando la película debería ganar en intensidad para narrar los sucesos de la guerra del agua, lo que ocurre es que su ritmo decae y la realización se vuelve más rutinaria y anodina. Únicamente la transformación que experimentan los personajes de Luis Tosar y Gael García Bernal podría elevar el interés de la película pero el hecho queda diluido en medio de un tono gris y monótono.

A pesar de ello, las interpretaciones de Karra Elejalde, Luis Tosar y del debutante Juan Carlos Aduviri (que interpreta a un miembro boliviano del reparto que es, a la vez, líder de las protestas) merecen ser destacadas.

En resumen, la película se deja ver pero con un guión mejor estructurado hubiera conseguido mejores resultados.


Nota (de 1 a 10): 6.

Lo que más me gustó: Las interpretaciones de Karra Elejalde, Luis Tosar y Juan Carlos Aduviri.

Lo que menos me gustó: La película va perdiendo fuerza conforme avanza la historia.


Comentarios

  1. absolutamente de acuerdo. cuando salimos mi pareja y yo pensamos que la historia había sido superficial. Si hubiera optado por contar algo... haberse centrado en algo, hubiera sido mejor... la amistad con el indígena, por ejemplo.. hay un quiero y no puedo, pero tendría que volver a verla para poder decir punto por punto...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario